Lo que debes saber acerca del ENARM

Si estás por terminar la carrera de medicina o recién has egresado y quieres continuar con una especialidad, sin duda una de las preguntas que ya te ocupan es la de cómo pasar el ENARM.

Para quienes no estén familiarizados con las siglas o apenas ingresaron a la licenciatura en medicina, comenzaremos por decir que el ENARM es el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas y, como su nombre lo indica, es un requisito fundamental para ingresar a esta especialidad, ya sea en una institución pública o privada de salud y servicios médicos.

Pero, ¿basta con aprobar el ENARM para poder ingresar a una residencia?, ¿el examen se aplica en otros países?, ¿qué tan difícil es? Y, ¿qué pasa si no lo apruebo? Para responder a estas y otras posibles dudas que se puedan tener acerca de este examen, a continuación presentamos un resumen de lo que debes saber acerca del ENARM.

Es condición necesaria, pero no suficiente para ingresar a una residencia

Esto quiere decir que aprobar el ENARM es un requisito indispensable para ser considerado como candidato a residente en cualquier hospital del país. Sin embargo, por lo general no es el único. Los aspirantes que aprueben el examen deberán pasar las pruebas que cada institución considere pertinentes, tales como entrevistas o evaluaciones curriculares.

El ENARM se aplica en México, pero tiene equivalentes en otros países

El Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas, regulado por la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud, es la prueba de ingreso para residencias médicas en México. Pero, como es natural, cada país tiene su prueba estándar y los egresados de medicina en nuestro país pueden aspirar a residencias médicas en otros países de Norteamérica y Europa. De hecho, hacer la residencia en el extranjero es una de las alternativas que muchos médicos mexicanos han tomado, ante la saturación del sistema de residencias en México.

La convocatoria para presentar el ENARM se abre una vez al año

En 2017, el ENARM se aplicará en el mes de septiembre. La fecha exacta de presentación se dará a los aspirantes, al momento de confirmar su inscripción a la prueba. Los aspirantes interesados en presentar su examen este año cuentan con el tiempo justo para prepararse, si es que aún no han empezado a hacerlo, pues se trata de un examen para el que se debe estudiar con anticipación y al cual se debe dedicar un buen tiempo.

Existen diversas opciones para preparar el ENARM

Es recomendable que cada aspirante desarrolle sus propios métodos y técnicas de estudio, pues cada quien tiene distintas capacidades para aprender y recordar. No obstante, para quien se siente abrumado por pruebas como ésta, existen diversos recursos que pueden ayudar. Entre ellos están los cursos de preparación, presenciales o en línea, las guías de estudio y los simuladores de examen. Lo importante es elegir la opción que mejor se ajuste a las propias necesidades.

En caso de no aprobar el ENARM al primer intento, el aspirante puede presentarse de nuevo en la convocatoria siguiente. Considera que un fallo semejante también es una oportunidad para identificar las áreas en las que debes prepararte mejor.