El Partido de ayer

El día de ayer  mi mañana fue todo un caos , debido a que tenia muchas cosas que hacer y las quise hacer sumamente rápido ( incluyendo el cambiar mi Faro Nissan Tsuru) debido a que el partido de la selección mexicana jugaba a la una de la tarde , ya que desde el día anterior estaba muy emocionado por el juego , además de estar muy esperanzado por el mismo.

Este es un error que cometo con mucha frecuencia y que siempre digo que no lo repetiré , sin embargo cada que la selección comienza a avanzar a términos avanzados , siempre renuevo esperanzas de que el equipo mexicano lograra aquella hazaña importante que nunca ha logrado  y probablemente nunca lograra´ , por mas que me cueste aceptar esto que estoy diciendo.

 

Históricamente , México nunca a figurado en el futbol , y cuando digo figurado me refiero a la obtención de logros como los grandes , es decir , la conquista de una Copa América o un campeonato mundial , lo que ha creado en el  futbol mexicano una tendencia de conformismo que aunque ha ido cambiando , esta sigue ahí en un grado mucho menor debido a que hoy en día el jugador mexicano tiene la vista en la puerta grande , y muchos de ellos , al comenzar un torneo de suma importancia ya ven a la final como algo palpable.

 

Sin embargo , esta actitud y esta hambre de conseguir la corona es una actitud que se queda mas en el vestidor o en las entrevistas que en la cancha , lugar donde se debe mostrar la determinación y contundencia de los jugadores.

 

El jugador mexicano , es un jugador ,  sobretodo hoy en día , de excelente condición física y técnica individual , dos factores importantísimos en el futbol , sin embargo estos elementos no son todo y solo es una rebanada del pastel.

 

La cuestión mas importante en la cancha es la cuestión mental , una cuestión que esta compuesta de muchos elementos que en conjunto permiten que el jugador se desempeñe de manera efectiva en la cancha , consecuentemente consiguiendo lo mas importante tanto en el futbol como en la vida , la victoria.

 

Uno de los elementos mas importantes de la mente en el deporte , es la habilidad de poder mantener los nervios en niveles bajos o inclusive transformarles en emoción y motivación parecida a aquella emoción que los niños tienen en primaria antes de entrar a una cancha.

 

Cuando el cuerpo controla a la mente y no al reverso , el nervio normal de entrar a un partido importante , se convierte en miedo , una emoción negativa que no permite que todas las virtudes corporales funcionen lo que a su vez causa en los jugadores decisiones precipitadas lo que a su vez causa un mal control de balón y la emisión de pases no acertados.

Estos errores se pueden cometer ante cuadros de mediana o baja talla quienes no saben aprovechar de manera inmediata los errores del contrario , sin embargo esto no se puede hacer contra equipos grandes como Alemania.