Las nuevas doctrinas

Sucede mucho en la vida que cuando uno estudia algo con mucho furor o cuando alguien se concentra mucho en algo, aquello que es objeto de su concentración o de su interés absoluto en ese momento comienza a manifestarse por todos lados cuando antes de tomar aquel interés no se escuchaba nada sobre eso.

Muchas personas afirman que este fenómeno es debido simplemente a la atención que se les da a las cosas y que aquellas siempre han estado ahí; sin embargo, no las vemos o no las notamos, porque nuestro interés en aquel momento se encuentra fijado en otros asuntos.

Esta teoría se sostiene en el ejemplo de aquella persona en una habitación donde, como en muchos lugares, hay cosas de varios colores diferentes; sin embargo, solo vemos los que nos interesan o nos desagradan, pero nunca aquellos que nos son indiferentes.

Sin embargo, es un hecho que el no verlos no significa que ahí no estén y solo los notamos cuando estos cuando por alguna u otra razón toman importancia o relevancia en nuestro plano existencial.

Cuando esto sucede, entonces comenzamos a notar que de hecho la habitación tiene mucho de aquel color y siempre lo ha tenido.

Existen otros individuos quienes afirman que este fenómeno sucede debido a que cada idea en la vida tiene una cierta carga energética, una carga que magnéticamente atrae a otra situación con la misma carga energética u eléctrica.

Ambas teorías suenan convincentes, al menos para mi punto de vista; sin embargo, es complicado saber cuál es la verdadera o si alguna de estas dos es la auténtica, no obstante, este fenómeno es algo que definitivamente sucede.

funcionamiento-de-la-mente-300x187

En estos días, hemos estado estudiando en mis diplomados para médicos generales todo lo que es el fenómeno mental y cómo es que éste afecta a los pacientes en el plano de la salud.

Hace no mucho tiempo, los médicos sostenían la firme teoría (al menos la mayor parte de estos) de que la mente y los pensamientos no tenían absolutamente nada que ver con el plano de la salud.

No obstante, en las últimas dos décadas, muchos médicos han estado explorando el reino de la mente y no mediante la psicología, sino por medio del empirismo y métodos de observación, formando al final conclusiones que rompen con todo paradigma médico del siglo pasado, pero que extrañamente se alinean más con los teoremas médicos del siglo XIX, que hablaban mucho sobre el reino de la mente, haciendo varias de sus practicas los caminos de la misma mente, por ejemplo, el gran James Braid, el padre de la hipnosis moderna.

Al estar estudiando esto con profundidad, sucedió una coincidencia. Hoy en la mañana, llegó un paciente a mi consultorio para obtener consulta y al preguntar sobre sus síntomas; ella me dijo que le dolía la mente, algo que nunca en toda mi carrera como médico me habían dicho.

Algo verdaderamente extraño, que concuerdan con las nuevas teorías.